Hola a todos.

Desde un principio decidí que este solo seria un blog de moda, aun cuando tengo una debilidad y un amor por escribir, quise solamente aportar tendencias y consejos que pudieran servirles en su vida diaria, y es por ello que hoy precisamente en un día tan especial, el  de mi  cumpleaños quiero compartir este post con ustedes.

Hace unos días y por cuestiones bastante extrañas llegue de la mano de una amiga a una colonia llamada Santa Ana Tepetitlan, para apoyar en un proyecto llamado somos tu familia, y aunque no sabia bien de que se trataba tenia una idea de que mi labor ahí seria ayudar, a quien no sabia pero ayudar.

Para mi sorpresa cuando yo estaba en toda la disposición de ayudar a todos los niños y las personas que estaban ahí, la ayudada termine siendo yo, nunca sabes que o quien van a sacudir tu vida en un segundo, y hablo de esas sacudidas que te hacen ver que en esta vida no todo es blanco o negro, de esas sacudidas padres que todos necesitamos alguna vez en la vida.

Para no hacerles largo y aburrido el post, no voy a describirles aquí de que se trata este proyecto, mejor voy a dejarles las ligas para que lo escuchen y que mejor que de quienes lo fundaron y quienes lo viven día a día.

DOCUMENTAL SOMOS TU FAMILIA

Al final del día y después de las múltiples emociones y la grata experiencia que pase ese día, me puse a preguntarme ¿cuantas personas somos infelices en este mundo? ¿Por que existe tanta gente deprimida? ¿Por que existen las depresiones?, ¿Por que cosas tan sencillas pueden hacernos sentir tan bien? pase un largo rato investigando, leyendo, escuchando y llegue a una conclusión, todo esto nos pasa porque hemos dejado de ver lo bonito de la vida y no pretendo aventarles un choro de superación personal y de mas, simplemente es real, hemos dejado que el mundo nos consuma con su día a día y hemos dejado de disfrutar las cosas que realmente valen la pena, hemos dejado que las religiones nos dividan, que el dinero nos clasifique y se nos ha olvidado que todos somos humanos, que todos necesitamos y merecemos afecto, cariño, convivencia, hemos querido vivir tan rápido y tan llenos de apariencias que se nos ha olvidado que aun seguimos siendo niños por dentro y que tenemos mucho que enseñar a los demás.

Creemos que al ayudar al otro le hacemos un favor y que como tal tiene que regresarnoslo, ya no sabemos amar y dar sin esperar nada a cambio y hemos dejado de valorar las sonrisas honestas, para mi esas son las causas por las cuales caemos en depresión y aveces parece que es un camino sin fondo, nos pasamos la vida quejandonos de todo, que si la iglesia, que si el gobierno, que si mis vecinos, que si el del gas y no hacemos nada por mejorar nuestra situación, recuerda si cambias tu, cambia el mundo junto contigo.

Hoy quiero invitarlos a que se den la oportunidad de creer y de crear, de aportar y no me refiero a lo material, me refiero a lo físico a lo espiritual, de pasar un momento de verdad con la gente que queremos, de regalarle una hora a una persona que tal vez nos necesita, de dibujar una sonrisa en la cara del otro, de enseñarle a un niño un nuevo valor, de sembrar un poquito de esperanza y un poquito de nosotros en los demás, ayudar, pero ayudar de corazón es uno de los principales remedios para combatir la depresión, sonreír aun cuando no tenias ganas de hacerlo hace que tu cerebro y tus pulmones se oxigenen y te hace ver mas guapo, SER FELIZ Y HACER FELIZ ESTA DE MODA.

Actúa como quieres sentirte, piensa como quieres actuar, no dejes que las actitudes negativas de los demás influyan en ti, marca la diferencia en un mundo de zombies.

Y recuerda eres único y estas aquí por una razón,

Voy a compartir en unas fotografías un poco de lo que fue mi experiencia con todos estos niños y personas maravillosas, y a todos aquellos que este post les sirva de algo, solo quiero decirles gracias, gracias por hacer que mis ilusiones se cumplan gracias a su apoyo.

FB. SOMOS TU FAMILIA

11960168_879891728713595_3733391926266261847_n 11954560_879892742046827_8935407449736264791_n 11885160_879895425379892_5793152494475555568_n 11954555_879892242046877_6680539754443126997_n 11898610_879893398713428_407460974724467422_n 11904064_879899022046199_842859429700371121_n 11935096_879901432045958_8952967193554075058_n 11960262_879894625379972_3800991829480571491_n11949276_879892135380221_3261872680204185692_n 11896166_879898875379547_560178471045613375_n 11873626_879893798713388_5311049817525551277_n

Ese día aprendí que TU NO LE CAMBIAS LA VIDA A UN NIÑO, UN NIÑO TE CAMBIA LA VIDA A TI. 

Un abrazo a todos y muchas gracias por leerme.

Con cariño.

Zaira Muñoz.